arrow-right cart chevron-down chevron-left chevron-right chevron-up close menu minus play plus search share user email pinterest facebook instagram snapchat tumblr twitter vimeo youtube subscribe dogecoin dwolla forbrugsforeningen litecoin amazon_payments american_express bitcoin cirrus discover fancy interac jcb master paypal stripe visa diners_club dankort maestro trash

EL BLOG DE LABIENHECHA

LAS PEORES DIFICULTADES A LAS QUE NOS HEMOS ENFRENTADO EN LABIENHECHA


No podemos deciros cómo hay que hacer las cosas, porque no creemos que haya reglas universales en esto. Tampoco somos nadie para repartir consejos ni sentar cátedra…Menos aun nosotras, que vamos aprendiendo sobre la marcha y a base de errores. Pero sí queremos contaros nuestra experiencia, destripar las dificultades a las que hemos tenido y tenemos que enfrentarnos a día de hoy.

    LAS PEORES DIFICULTADES A LAS QUE NOS HEMOS ENFRENTADO EN LABIENHECHA

    por Irene Hernández

    March 31, 2020


    Teníamos este post de blog preparado desde hace días. Algunos nos pedisteis que lo escribiéramos después de la charla que dimos en La Térmica de Málaga antes de que llegara a nuestras vidas esta pesadilla de pandemia.

    Obviamente no hemos podido subir lo que teníamos hasta el momento sin hacer cambios porque, a pesar de que Labienhecha se ha encontrado con numerosas dificultades a lo largo de su —todavía— corto recorrido, desde luego este virus es la mayor de las dificultades encontradas hasta la fecha.

    ¿Quién lo iba a decir, eh? Hemos hecho muchos planes de empresa, DAFO, análisis de posibles escenarios…pero, como es lógico, ninguna de nosotras dijo un día: «¿Os imagináis una pandemia mundial que paralice el proyecto, la producción, el taller, la venta y, el mundo, en general?»

    Nadie, absolutamente nadie, podría prever esto. Y…la que se ha liado. ¡Madre mía!

    Si os somos honestas, no tenemos ni idea de cómo vamos a salir de mal o bien de esta situación. Es 100% asegurado que a todos nos va a costar mucho trabajo a todos los niveles y, en nuestro caso, estamos intentando plantear posibles estrategias para poder sobrevivir, pero es muy pronto aun para saber cómo irán las cosas.

    De momento, y como ya os hemos venido contando, permanecemos con instalaciones cerradas desde el día 13 de marzo y, desde el lunes 16 no realizamos envíos para no poner en riesgo a nadie en nuestra cadena de trabajo.

    Sí que estamos ofreciendo un 25% con el código ENTREGADESPUES a todos los que compréis ahora pero queráis recibir después del confinamiento. Nos pareció buena forma de agradecer vuestra comprensión y una mejor manera de ayudarnos mutuamente: vosotros os lleváis vuestro bienhecha con súper precio y nosotras intentamos no dejar caer las ventas un 100% para no arruinarnos antes del primer asalto.

    De todo esto, sacamos una conclusión gigante: no se puede tener todo bajo control. Y, no se vosotros, pero nosotras tendemos a querer controlarlo todo en nuestro día a día. Y, de repente, viene Don Coronavirus, y… ¡a tomar viento todo!

    Es imposible tener todo controlado. Cuanto antes lo aceptemos, antes veremos las cosas con la perspectiva necesaria como para plantear soluciones o readaptarnos a lo que venga cada día o lo que venga después.

    Mientras vamos aclarando el coco para ver cómo haremos durante el confinamiento y tras Covid-19, rescatamos las dificultades de las que hablamos en nuestra charla en La Térmica.

     

    ¿Qué dificultades hemos encontrado, antes de COVID-19?

    ¡Muchas! Algunas las hemos conseguido solventar con el tiempo y otras tantas las vamos gestionando poco a poco, como podemos. No vamos a dar a entender en ningún momento que emprender es fácil, porque NO LO ES. Lo que si queremos transmitir es que ES POSIBLE.

    No podemos deciros cómo hay que hacer las cosas, porque no creemos que haya reglas universales en esto. Tampoco somos nadie para repartir consejos ni sentar cátedra…Menos aun nosotras, que vamos aprendiendo sobre la marcha y a base de errores. Pero sí queremos contaros nuestra experiencia, destripar las dificultades a las que hemos tenido y tenemos que enfrentarnos a día de hoy.

    1. La primera de ellas es, sin duda, la más obvia y la más «fea» de todas: el dinero.

    Nosotras entendemos el dinero como una herramienta necesaria para empezar, pero también para crecer. Si recordamos la famosa cita de Walt Disney que dice: «No hago películas para hacer dinero. Hago dinero para hacer películas», nosotras diríamos que no hacemos Labienhecha para hacer dinero, hacemos dinero para hacer Labienhecha.

    Hacemos dinero para que nuestro proyecto siga creciendo, porque creemos en él, nos gusta ver cómo avanza y nos apasiona que esté vivo. Pero claro, el dinero y la financiación no son tema fácil de conseguir.

    En nuestro caso, la gran mayoría viene de recursos propios, de familiares y amigos. También hay una parte de ayuda bancaria.

    1. Conseguir un modelo de negocio rentable: vale, tienes el dinero, pero ahora toca hacer magia: conseguir un modelo de negocio que sea rentable. Y, para nosotras esto no está siendo nada sencillo.

    Vender mucho no significa obtener beneficio ni tener rentabilidad y mucho menos hacerse de oro.

    Vender mucho sí puede ser sinónimo de tener algo que gusta, que despierta interés, que tiene buena acogida. Y… ¡cuidado!, que esto es algo muy importante porque se convierte en esa energía que te ayuda y te motiva a la hora de seguir trabajando duro por un proyecto en el que confías. Esta confianza se traduce en muchas ocasiones en venta, pero el concepto de rentabilidad va mucho más allá.

    No se consigue un negocio rentable de la noche a la mañana, hay que trabajar muchísimo para que esto sea así, cuadrar millones de piezas de un puzzle que cada vez se hace más grande y mirarlo todo con lupa…

    En esa tarea tan compleja estamos inmersas ahora mismo. Y, seguro que muchos artesanos/diseñadores/creadores en ningún momento os habéis planteado estos temas financieros, pero, nos guste o no, hay que hacerlo, porque en más de la mitad de los casos, vendemos nuestras cositas y , sin embargo, estamos perdiendo dinero…

    Hay que atender a mil cosas en tema de costes y hacer como hacían las abuelas: ahorrar centavo a centavo.

    1. La inexperiencia y el desconocimiento también nos han jugado —y nos juegan— malas pasadas. A veces es una gran dificultad para el equipo y muchas veces hemos metido la pata hasta el fondo.

    Nosotras ya lo decimos bien claro: no hacemos cosas perfectas. Nos equivocamos todos los días, aprendemos de nuestros errores y creemos que esto es lo que nos permite avanzar y crecer. Nos gusta pensar que las equivocaciones no son algo malo, sino que son una lección aprendida tanto para el proyecto como para la vida en general…

    1. ¿Otro gran desafío? ¡La gestión emocional! Cuando estás inmersx en un proyecto tan pasional como lo es Labienhecha para nosotras, esta dificultad se triplica. Tenemos un equipo que se implica a todos los niveles, que se equivoca unas veces y triunfa otras, y muchas veces se hace complicado gestionar tanto las alegrías como las penas. Reímos, lloramos, discutimos, nos abrazamos… ¡a veces todo en un intervalo de media hora!

    Dicen que para ser empresarix hay que tener mucha sangre fría y nosotras de eso tenemos cero. Será que no tenemos una empresa y que lo que tenemos es un proyecto mucho más global que esperamos sea rentable. El reto está para nosotras en separar un poco esas emociones. (Seguro que muchos entendéis esto que decimos…más si sois familia, pareja, amigos o lo que sea!)

    1. Seguro que otros muchxs nos entendéis también si resaltamos la dificultad de conciliar la vida profesional y personal.

    A nosotras nos faltan horas en el día y días en el mes para alcanzar todos los objetivos que nos vamos marcando… Pero, una vez más, la implicación y la pasión te empujan a sumergirte en el proyecto.

    Por suerte, quienes nos rodean entienden nuestras locuras, y por el camino vamos encontrando más locxs como nosotras. Además, creemos que es posible, que nos llevará un tiempo, pero que podremos disfrutar de nuestro proyecto y de nuestro tiempo (ojalá pronto…)

    ¿Fácil? En absoluto. ¿Felices? ¡Felices somos un rato!

    Las dificultades no deben hacer que nos estanquemos. ¡Todo lo contrario! Tampoco queremos quitaros las ganas de emprender, porque, como veis, es posible.

    Solo queremos mostrar la realidad (la nuestra), mostraros las dificultades que vamos sorteando, mostrar Labienhecha desde dentro y enseñaros cómo va tomando forma el proyecto y cómo nosotras vamos aprendiendo tanto en lo personal como en lo profesional.

    La verdad es que solo por eso, por todxs lxs que nos apoyáis y por supuesto por Labienhecha, merecen la pena todos los obstáculos que tengamos que saltar, por complicados que sean.

    Os seguiremos contando…Mientras tanto, ojalá pronto podamos salir ahí fuera, abrazarnos, estar con los nuestros y hacer esto que tanto nos gusta.

    Stay safe.

    Un abrazo de todas lasbienhechas.

    1 comentario


    • Hola Bienhecha. Soy de Asturias y Os he conocido estas Navidades en el mercadillo de Malaga y me encantan vuestros productos. Mi bolso es el modelo Sofía grande y estoy encantada con el. Ya le hemos regalado a una amiga un bolso vuestro y regalaré más. No os desalentéis, tenéis un gran producto y con ilusión y trabajo saldréis adelante .
      Ánimo chicas! El proyecto es chulisimo!

      ISabel en

    Dejar un comentario

    Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

    ES